lunes, 18 de mayo de 2015

Festival de Eurovisión 2015. Breve comentario de las canciones. Puestos 31-40 en las apuestas


Utilizaré el orden que hay en las apuestas por comodidad. No es el mismo de mis preferencias y así se podrá ver en los comentarios. Por internet, en blogs y en clasificaciones que la gente pone en videos, hay también datos de gustos algo diferentes porque las apuestas tienen en cuenta muchos factores como el historial y la gente no se deja dinero por algo que sabe que difícilmente va a ganar. Empecemos por los 10 últimos, a los que dedicaremos también menos espacio.

Como hay muchas baladas, algunas pasan más desapercibidas por acumulación aunque escuchadas de manera aislada tendrían seguramente mejor consideración. En estos últimos puestos hay unos cuantos ejemplos de ello como las canciones irlandesa, montenegrina y maltesa.

IRLANDA tiene una tonada bonita y me gusta bastante; creo que no merece un puesto tan bajo como el 31. Por internet hay de todo pero en general pasa también un poco desapercibida.

MONTENEGRO presenta un tema delicado y está compuesto ni más ni menos que por el ya mítico cantante y compositor serbio Zeljko Joksimovic (que quedó segundo tras Ruslana en 2004 y tercero en 2012, el año que ganó Loreen). A mí me gusta bastante e incluso la situaría en mi top-10 pero según las apuestas ni pasaría a la final. En los tops por internet también suele estar un poco más alta que el 35 que le otorgan las apuestas pero poca gente la situaría entre las 10 primeras.

MALTA se quedaría también en un inmerecido puesto 35 pero es un baladón con mucha fuerza final. Por internet también la situarían bastante más arriba.

SERBIA y MOLDAVIA nos traen canciones más cañeras pero no convencen ni en las apuestas (están en el puesto 32 y 37 respectivamente) ni en valoraciones por internet.

SAN MARINO, ya sin Valentina Monetta, y REPÚBLICA CHECA tampoco convencen con sendos dúos que no están nada mal pero que parece que pasarán algo desapercibidos. La checa, en concreto, merece ser escuchada detenidamente unas cuantas veces.

SUIZA y HOLANDA están extrañamente en estos últimos puestos (36 y 33) ya que por internet las ponen bastante mejor. Son unas canciones poperas modernillas que gustan bastante. Seguro que las apuestas deben de tener en cuentas que estos países están fuera de áreas de influencia de votos y además es cierto que estos países junto con otros de Centroeuropa como Bélgica, Austria, República Checa, Hungría, Bulgaria... han pasado pocas veces de las semifinales, donde los países bálticos, balcánicos y ex-soviéticos se han repartido muchos votos entre ellos.

PORTUGAL es un caso aparte. Es un fijo en los últimos puestos durante toda su historia (este año el último en las apuestas, el 40) y también es de los países de peor historial del Festival. Jamás han convencido a nadie. ¿Han llevado alguna vez algo que merezca la pena? Tal vez un par de veces. Si se retiraran, nadie los echaría de menos.