miércoles, 21 de enero de 2009

Carol ó The prize of salt de Patricia Highsmith



Este libro lo publico de jovencita la que luego sería gran dama de la literatura policíaca. Además lo hizo con pseudónimo (me gusta poner la letra p aunque pueda prescindirse) porque en aquella fecha le podía traer problemas personales o casi peor como escritora, recluirla a un tipo concreto de literatura reivindicativa, feminista y homosexual. Curiosamente nos parece estar leyendo una historia de suspense como su famosa "Extraños en un tren", su primera novela que acbaba de publicar. Argumentalmente, dos mujeres se enamoran y deciden realizar un viaje juntas por Estados Unidos. Una de ellas está casada y con un niño. El aspecto "de suspense" reside en que se dan cuenta que les persigue alguien. A mitad de novela se enteran de que es un detective contratado por el marido de la casada y que de reunir pruebas suficientes de escándalo y conducta inapropiada le quitará la custodia del niño. La historia mantiene en vilo al lector y se escanaliza junto con ellas de la hipocresía de la sociedad y de que ciertos comportamientos íntimos puedan suponer una traba para poder cuidar un niño. Hoy seguimos igual y sigue habiendo jente muy reaccionaria que todavía piensa que una pareja homosexual no sabrá educar un bebé. Como si no hubieran ya miles de niños muy mal educados e incluso maltratados o tirados a la basura por "¿modélicos?" heterosexuales. Una gran obra a descubrir , de gran actualidad y escrita con su habitual estilo efectivo.