martes, 28 de abril de 2009

"Mi novio es un duende" y "Bien dotado", dos libros de relatos de Lawrence Schimel

El dia del libro coincidí en la parada del Casal Lambda con el escritor americano Lawrence Schimel. Aproveché para charlar con él y compré también un par de libros suyos. A pesar de su juventud, su producción ya es bastante amplia y ha escrito relatos, poesía e incluso libros infantiles. Su punto pendiente es la novela según sus propias palabras. Ha colaborado en varias actividades relacionadas con el activismo gay aunque casi siempre centradas en el aspecto cultural como la dirección de "Publishing Triangle", una organización de gays y lesbianas que se dedica al mundo de la edición de libros centrados en esta temática en Estados Unidos. Desde esa experiencia ha publicado numerosas antologías de relatos con protagonistas homosexuales. Entre su producción propia destacan los dos libros de relatos que menciono en el titular, que fueron traducidos por Laertes a finales de los 90 y que ahora, en el caso de "Bien dotado" ha recuperado la editorial Egales; por tanto están disponibles en librerías sin ningún problema. Particularmente me ha gustado mucho la primera recopilación, "Mi novio es un duende" titulado originalmente "The drag queen of Elfland", cuya portada original vemos en la ilustración superior. Fusiona de una manera ingeniosa varios mitos fantásticos como los hombres lobo, vampiros y demás criaturas oscuras con tramas homosexuales. Resulta bastante gracioso el relato titulado "Magia sarasa" en el que una bruja le pide a un muchacho varios objetos de su amada para hacerle un hechizo amoroso y entre ellos la sangre de la menstruación como requisito fundamental. Tendrá que cambiar el procedimeiento cuando el joven confiesa que desea ese hechizo para conseguir a otro hombre, aunque el final es más sorprendente y por ello ya no desvelamos nada más. Sirva este pequeño bocado para aumentar el hambre por este libro. El titulado "Bien dotado" ya roza más lo pornográfico y entre tanto "follar" y "follar" pierde algo de gracia sutil aunque también demuestra la variedad de sus propuestas y su afán experimentador. Hace unos cuantos años que vive en España y sus últimos libros los escribe ya en castellano. Una de sus últimas propuestas es un libro de poesía, que presentó en este Sant Jordi.