martes, 9 de junio de 2009

A Frozen Flower (Ssang-hwa-jeom, 2008) de Ha Yu, Corea del sur

Una película coreana está desatando un cierto escándalo en su país y los circundantes por tratar una historia de homosexualidad en un período histórico del pasado. Todo es inventado y los personajes no existieron como se pintan pero así parece peor porque puede estar hablando de cualquiera de ellos o de todos ellos como norma habitual de esos años. De todas formas parece que el escándalo viene más por unas inusitadas escenas de sexo muy explícitas (homosexuales y heterosexuales) para una producción histórica y de gran presupuesto, como vemos por las lujosas imágenes de esta entrada. Por todo ello a mí me ha recordado algo a la famosa El imperio de los sentidos de Nagisa Oshima. En realidad sí que podríamos decir que es una sugestiva mezcla de cine erótico y de fastuosa producción histórica al estilo de las´de Zhang Yimou (La maldición de la flor dorada, La casa de las dagas voladoras). En la misma base de datos del IMDB ponen como películas afines Instinto básico, Kamasutra, Calígula y la mencionada El imperio de los sentidos pero creo que es un error ya que es más una historia de época con ligeras pinceladas eróticas y como también pretendo demostrar por las imágenes que están en esta entrada gustará más quien disfrutara de esas películas mencionadas de Yimou, y otras orientales como Tigre y dragón (incluídas las típicas peleas) que a los que busquen una historia erótica. En fin, vosotros decidís cuando la veáis y ya adelanto que es totalmente recomendable. El argumento es realmente interesante. Un rey comparte su lecho con el jefe de los guardas reales en lugar de con la reina y lógicamente no tiene descendientes, lo cual es un problema en aquellas épocas (bueno, también lo sería hoy para las monarquias, señal de que siguen ancladas en esa época medieval). El rey acaba decidiendo que sea su propio amante el que tenga relaciones con la reina para que pueda concebir y así engañar a todos en la corte. No sabemos exactamente si el monarca tiene algún problema de impotencia o es que no desea tener relaciones nunca con una mujer pero tampoco parecería lógico que empujara a su propio amante a hacer algo que no quiere él tampoco como homosexual. La explicación se acaba más o menos intuyendo ya que así el bebé aunque no sea suyo sería por lo menos de una persona a la que ama. Pero el tiro le sale por la culata porque al soldado real le acaba cogiendo gusto a la reina y se enamoran. La película es muy interesante por ese tira y afloja entre homosexualidad y heterosexualidad. Que se hagan este tipo de películas es muy alentador ya que, aunque con tramas inventadas, se demuestra que en la mayoría de épocas era totalmente natural la homosexualidad. En este filme, por ejemplo, no hay ningún problema con que el rey se solace con un soldado, o incluso que entre estos soldados haya relaciones sexuales y esto se entiende como normal. El problema viene dado única y exclusivamente por la descendencia real. En realidad están muy documentadas las relaciones homosexuales en el mundo oriental, en concreto entre los samurais japoneses, como lo demuestran obras literarias famosas como El gran espejo de amor entre los hombres del escritor Ihara Saikaku. Por el escándalo o no, los protagonistas se han hecho muy famosos y aquí los vemos posando para Vogue.

5 comentarios:

Anita dijo...

a mi no me gustan nada este estilo de peli...va animate y haznos una crítica d ela última peli que has visto en el cine...je je je ...

JAVI dijo...

Te lo prometo, haré una de la última que he visto en cine.

Anita dijo...

ohhh I love you ...

andrea dijo...

no pensaba q me iba a gustar pero por dios q bellos son los dos galanes da colera como se enamora de la reina hubiera preferido q se quede junto spor son tan bellos¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡♥♥♥

andrea dijo...

excelente película, me gustaría saber la letra de la canción. alguien sabe?


excellent movie, I would like to know the lyrics of the song. anyone know?