viernes, 3 de julio de 2009

Ander (2009) de Roberto Castón

La primera película rodada en euskera que toca el tema de la homosexualidad ha sido una de las grandes citas del segundo día de la Mostra Lambda Fire!! El llamado Brokeback Mountain vasco abarrotó el cine Maldà y cosechó muchos aplausos, como los conseguidos en otros muchos festivales alrededor del mundo. Curiosamente por aquí todavía se está negociando su distribución pero ya digo desde hoy que es una de las grandes películas españolas de temática gay de los últimos años y se colocaría casi también entre las mejores españolas en general dada la pobreza actual (Camino, Los girasoles ciegos, Siete mesas de billar francés, Siete minutos...) Aparte de ciertas similitudes con Brokeback Mountain, pues se pone la homosexualidad en un entorno hasta ahora tenido como muy macho (en aquellas los cowboys americanos y en esta los vaqueros vascos) también he visto un cierto toque a la película Luz silenciosa de Carlos Reygadas, por su ritmo lento y su detallismo estético. Dos buenas comparaciones, sin duda alguna. El director es el responsable desde hace varios años del Zinegoak, festival de temática homosexual de Bilbao, y recibió un encargo para hacer una película de esta temática en euskera para una mayor normalización de la homosexualidad en la sociedad vasca. Tenía cierto miedo en no reflejar bien la vida en un pueblecito perdido en el bosque o exagerar demasiado el estereotipo de una sociedad muy cerrada y tradicionalista, pero tras los aplausos de medio mundo ha de quedar bien satisfecho. Con esta película se entiende perfectamente que no todo son carrozas extravagantes para el orgullo gay y que en ciertas sociedades hay que tener algo más de ciudado. Esperemos que con el tiempo llegue la normalización a todos los rincones del planeta pero eso se antoja muy difícil, en especial en aquellos lugares de religiones intolerantes, pero de momento con este filme se pone una gota de esperanza en ello. Esperemos también que se estrene pronto comercialmente y que obtenga el éxito que merece. Me gustaría acabar reiterando que estamos ante una de las mejores cintas de nuestro cine actual aunque tal vez no acabe teniendo la notoriedad que debería.