viernes, 16 de octubre de 2009

Las mejores películas de temática gay según el libro El Celuloide Rosa. Top-30 (8)

Acabamos el Top 30 que se incluyó en el libro El Celuloide Rosa. En la primera entrada ya dijimos que era muy subjetiva y que faltarían muchas, como siempre ocurre en un listado. Como internet amplía las posibilidades del libro podemos seguir haciendo unas continuación con películas fundamentales o que merezcan descubrirse ya que en la lista también he intentado cubrir un poco todo el espectro geográfico aunque las películas no sean ni mucho menos las más destacadas ni famosas y esto se puede ver bien precisamente en estas tres últimas. Para entradas futuras también me podéis sugerir películas que deberían estar entre las mejores según vuestro criterio. Gracias por adelantado.














28. Aimée & Jaguar (1998) de Max Farberbok por ser una emotiva historia de amor lesbiano en la época de la Segunda Guerra Mundial entre una alemana y una judía y por la genial interpretación de las actrices. De lo mejor que he visto con temática homosexual entre las películas de los últimos diez años.













29. Fresa y chocolate (1992) de Tomás Gutiérrez Alea por ser pionera en el país cubano y continuar todavía hoy como rara avis. En determinados países el tratamiento de personajes homosexuales es bastante más valiente por lo arriesgado que tiene y por ello merece un hueco entre nuestro top.













30. Macho dancer (1998) de Linno Brocka por ser otra muestra valiente como la anterior, en este caso para un país como Filipinas del que desconocemos mucho a pesar de haber estado ligado a nosotros en el pasado. Ofrece una visión del submundo de la prostitución y la droga que lógicamente no la hace muy del agrado de las autoridades de por allí, lo que la hace también arriesgada. La escogemos también por ser una de las pioneras por allí (ahora hay algún director más) y porque tampoco habíamos puesto muchas muestras de cine oriental en nuestro top excepto la india Fire. Quizás China, Japón, India, Thailandia... no solo sean el futuro económico sino también cultural y por añadidura cinematográfico como ya lo están demostrando.