lunes, 17 de mayo de 2010

Madre amadísima (2009) de Pilar Távora

Empiezo de una manera desacostumbrada para una crítica pero me parece noticiable hacer una queja. Esta película solo se puede ver en una pequeña sala en toda Barcelona y me imagino que la semana que viene ya no estará en cartelera, con lo que me he dado prisa en ir a verla. Si Barcelona es grande y tiene muchos cines, no quiero ni pensar el panorama en otras ciudades más pequeñas o en pueblos, aunque igual me llevaría una sorpresa. El tema principal es la homosexualidad en un pueblo andaluz de los años 60 y 70 y espero que no haya sido eso lo que ha hecho que no tenga apenas promoción. No es que se trate de una película grande como para publicitarla en demasía pero me ha parecido muy digna y desde luego que merecería mejor tratamiento. Se trata de la adaptación de una obra de teatro que estuvo representándose principalmente por Andalucía y la verdad es que su paso al cine denota algo ese origen y no acaba de tomar la suficiente fuerza narrativa que requiere la gran pantalla . La historia es basicamente la conversación de un homosexual (un mariquita de pueblo amanerado muy típico y tópico) con una virgen a la que viste (es su trabajo) y así nos explica realmente a nosotros su vida con los saltos temporales propios de un discurso desordenado pero bastante cronológico dentro de lo que cabe. En esto se puede ver alguna de las carencias del filme porque ni arriesga del todo con esos saltos pero tampoco acaba de hacer un relato totalmente lineal y se queda a medio camino de todo. En el tono también observo una cierta indefinición y ni acaba de ser totalmente cómico ni totalmente dramático, aunque de hecho la vida (y de eso se trata el filme, ya que abarca muchos años) está jalonada de momentos divertidos, dolorosos, tensos, alegres... Aún así creo que sin esas indefiniciones hubiera quedado más redondo. En la historia hay también algunas cosas que chirrían algo ya que el joven protagonista y algunos de sus amigos están todo con la palabra maricón para arriba y para abajo. En esa época franquista había que ir con algo más de cuidado y no parece realista ese aire bucólico del filme que en realidad desmienten todos los relatos de persecución hacia la homosexualidad (con cárcel y electroshocks incluidos) que tuvieron que pasar los gays de esa época . Aún así es de agradecer la presentación de este tipo de personaje que no es tampoco muy tratado ni en el cine más combativo de temática queer. Los actores, en su mayoría debutantes o desconocidos hacen un trabajo bastante digno y en general le podemos dar a toda la película en sí un aprobado alto (tampoco mucho más) disculpando algunos fallos por su escaso presupuesto y su modestia. Ya que he empezado con una queja voy también a acabar con otra. Estoy harto de oir que una película con personaje gay en realidad no habla de la homosexualidad y que podía haberse hecho con otros protagonistas, y eso lo ha vuelto a hacer Pilar Távora, la directora de la cinta. Si los directores fueran inteligentes no dirían eso ya que una regla de oro de todo relato es que todo esté en su sitio y tenga sentido para el total de la obra y para lo que se pretenda decir. Si ese personaje puede ser sustituido por una monja, por un torero, por un equilibrista o por una cabra montesa, entonces es que no se sabe lo que se quiere contar ni se está hablando de nada (y hay algunas películas que realmente no hablan de nada ni quieren que pensemos ninguna cosa). Si haces un filme con personaje gay, pues no tengas el prejuicio o el temor de decir que estás hablando de la homosexualidad ¡que estamos en el siglo XXI! Además en esta película se habla de los problemas concretos que se encuentra un gay en esa época (no una monja ni una cabra) Es como si Coppola dice que El Padrino en realidad no trata de la mafia y que podía haber hecho lo mismo con una compañía de teatro, con una congregación religiosa o con un rebaño de cabras. Es cierto que muchas historias luego se pueden extrapolar y universalizar, aparte de las apropiaciones que pueda hacer cada uno según su identificación. También todos sabemos el poder de la metáfora pero todo esto ya es otro cantar. En fin, aparte de estas obsesiones, que tal vez no sean solo mías, creo que hay que dar una oportunidad a esta modesta historia, que no ha contado con mucho apoyo y que por ello se lo debemos dar nosotros. A mí personalmente me proporcionó un buen rato en el cine, lo cual ya es algo. Además, como dice Bertoff en su blog Querido Peliculario, cualquier película incluso una mala, puede ser sublime dependiendo de como la mires. De hecho muchas películas de serie B hoy son de culto. Os dejo algún otro enlace de artículos sobre la película que han hecho algunos de los seguidores del blog como Desde la frontera (con trailer incluido) o El Blog de Scotty.

4 comentarios:

Amado Iniesta Sánchez dijo...

Supongo que me resultará muy dificil ver esta película en Albacete, pero desde luego me quedo con muchas ganas, pese a ser una película menor, como comentáis Scotty y tú. Me ha gustado mucho leer tu entrada. Saludos desde Hellín.

JAVI dijo...

Saludos desde Barcelona, Amado y gracias por sugerirme esta película para comentar.

caotico_jq dijo...

A mí también me tocó mucho las narices cuando se decía que, por ejemplo, una peli que habla claramente de la homofobia, como pueda ser "Brokeback Mountain", es una historia universal. No, perdona, pero cuando la "heterofobia" sea un problema que frustre relaciones, admitiré que "Brokeback Mountain" es una historia "universal".

En cuanto a lo que me comentabas en el blog, llevas razón: escribo menos porque por las mañanas estoy haciendo un curso de diseño y producción de prensa (y claro, por las tardes aprovecho para ir escribiendo mi cuarta novela).

Un beso.

P.D: A Paco Riera, en realidad, no lo conozco personalmente. Pero parece un tío muy majo, por lo que he tratado con él vía facebook/fotolog.

Pedro Jose dijo...

Amigo, me gustaría que me dijeras cuándo Pilar ha dicho que este película se podia hacer con cualquier otro protagonista (una monja o una cabra, como tu dices). He visto dos de sus pre estrenos, en los que ella ha presentado la película y he leido dos articulos escritos por ella en el Festival de Sevilla y jamás la he escuchado decir algo asi, muy al contrario, hasta los propios actores protagonistas y principales, son gays... y ha hablado abiertamente de la homosexualidad y, por supuesto, en positivo. Por otro lado dejar aqui mi opinión de que Madre Amadísima es una conmovedora y extraordinaria película, para mi y ver cine, veo mucho.