domingo, 25 de mayo de 2014

Gran triunfo de Conchita Wurst en Eurovision 2014




De una manera un tanto sorpresiva, porque no era favorita antes de las semifinales, la representante austriaca se alzó con el máximo galardón de este gran evento musical. Muchos ahora cuestionan el triunfo y lo atribuyen solamente al aspecto externo, a la polémica, a la escenografía... A este respecto hay que decir que ni ella creó polémica alguna (eso vino de Rusia, Bielorrusia, Ucrania y el representante de Armenia), que ella salió al escenario con el aspecto que quiso (igual que otra gente se pone quilos de maquillaje para aparentar lo que no es o se pone vestidos que no llevaría por la calle o en su casa, ella se deja también una barba ¿pasa algo?) y que tampoco jugó tramposamente con la escenografía porque salió ella sola y cantó estática, sin ayudarse de payasos, saltimbanquis, patinadoras ni trapecistas. Así que musicalmente hablando no hay nada reprochable y fue con diferencia una de las mejores voces e interpretaciones.


 


Dicho lo cual, tampoco soy un iluso y la música muchas veces no es lo único que marca un triunfo. También podían haber ganado perfectamente Suecia, Holanda, Noruega, Hungría o incluso España pero al final en un certamen de este tipo cuenta el hacer algo diferente que mueva a una persona de otro país a gastarse un dinero para votar. Y sería hipócrita criticar ahora a Conchita y comulgar luego con ruedas de molino como con aquella actuación de las abuelas rusas que casi ganan o con otras canciones que han quedado en puestos altos o ganado porque en la actuación se quitaban unas faldas o se cambiaban de vestido y pasaban de hombre a mujer. También me gustaría decir que en su victoria puede tener una parte importante el voto gay pero quisiera recordar que en 2011 una super diva gay como Dana International no pasó de las semifinales y alguna que otra drag como la danesa Drama Queen se quedó también hace unos años sin pase a la final.


Del aspecto reivindicativo y de las reacciones negativas por parte de algunos sectores me gustaría hablar en otra entrada individualizada, así que ahora me quedo con este triunfo MUSICAL. ¡Bravo Conchita! Larga carrera