jueves, 25 de noviembre de 2010

Der gang in die nacht (La luz que mata, 1921). Ciclo Murnau en la Filmoteca de Barcelona

Precioso ciclo el que propone la Filmoteca de Barcelona del 23 de noviembre al 18 de diciembre. Bajo el lema "luces y sombras del expresionismo" se proyectarán unas cuantas obras del indiscutible maestro Friedrich Wilhelm Murnau, autor de joyas como Nosferatu, Fausto, El último, Phantom, El castillo Vogelöd, Amanecer, Tartufo y Tabú entre otras (todas ellas en el ciclo).

La primera película que se proyectó el martes fue Der gang in die nacht que por aquí se ha tradujo en su dia como La luz que mata y en el ciclo de ahora como El camí en la nit (El camino en la noche), dos títulos algo diferentes pero que hacen referencia ambos a la ceguera. No me gusta contar la trama de los filmes pero en este caso no hay ningún misterio y se puede aclarar el sentido de las dos traducciones. Un doctor abandona a su mujer (o prometida, no me queda claro porque es una película muda y sin rótulos) por una cabaretera que había simulado una lesión para seducirlo. En un viaje "de novios" se encuentran con un ciego al que cura milagrosamente este doctor y la cabaretera se encaprichará ahora de él, abandonándo al desolado doctor que se queda sin su mujer ni amante.

La luz que mata sería por tanto esa curación que en realidad lo ha destrozado a él mismo y lo del camino en la noche haría más bien referencia al ciego o incluso podría hacer referencia al propio doctor metafóricamente (me gusta más) en cuanto que ahora sería él quien transitara por ese camino oscuro de soledad, que en realidad es como si se lo hubiera traspasado el ciego. Toda la cinta es un torrente de pasiones exacerbadas, con paisajes arrebatadores que cumplen una misión descriptiva de los sentimientos de los personajes.

Es una de sus primeras cintas que yo personalmente desconocía y que por tanto ha sido como un regalo de navidad anticipado. El regalo tenía la guinda de ser una sesión con acompañamiento musical en vivo, como en los primeros años del cine cuando se estrenó este filme. Todo un lujazo por un precio casi simbólico de 2'70 euros (2 con ciertos carnets y si estás parado, jubilado...) por ser una filmoteca institucional, que tal como está hoy el precio del cine comercial es un chollo. Además se vive un ambiente muy cinéfilo y nada palomitero. Se ven por allí también caras conocidas de críticos y escritores relacionados con el cine. Yo no conozco a casi nadie pero en esta sesión reconocí a Alex Gorina, crítico bastante famoso por aquí por haber participado en varios programas de televisión. Por cierto, al parecer iba a prologar mi libro El Celuloide Rosa según me dijo el editor pero luego "nunca más se supo".
En fin, si estáis cerca de Barcelona y os gusta el cine tenéis que venir aunque sea a una sola sesión de estas en las que hay música de piano en vivo, que no son todas. Esta tarde dan mi película favorita, Nosferatu, y es una de las que serán acompañadas al piano, así que aunque la haya visto muchas veces tal vez me acerque a revivirla.

2 comentarios:

William De Baskerville dijo...

Si que tiene que se atractivo el ciclo, aun no conociendo mucho de su obra, por las que has nombrado creo que solo Nosferatu (que me encanta).

Y el verlo con acompañamiento musical directo debe ser una pasada.

Eso no esta pagado, la verdad.

Supongo que habras decidido ir a volver a ver Nosferatu, con piano, debe ser como verla de primera vez.

Que te diviertas!!, aunque ya estaran por los creditos.

Abrazo y buena semana!.

Isabel Dhampir dijo...

Este filme merece un comentario más amplio y profundo, pues sin contar con el prestigio de otros filmes de Murnau, dado su casi reciente descubrimiento, ''El camino hacia la noche'' es una obr que está al mismo nivel pasional de ''Amancer'', otra pieza maestra de Murnau. Fonss y Veidt son dos actores inpresionantes, pero Conrad Veidt, frágil, hermoso, vestido siempre de negro, encantador, se lleva todos los aplausos. Película de profunda fuerza pasional, es una indiscutida obra maestra aun por descubrir.