jueves, 19 de febrero de 2009

Aniversario de la muerte de André Gide


Un dia como hoy (19 de febrero) de 1951 murió en París este genial escritor francés. Apenas cuatro años antes había recibido el Premio Nobel de literatura, con lo que podemos decir que alcanzó un gran reconocimiento en vida, cosa que no ocurrió con muchos otros grandes que desarrollaron su labor en la primera mitad de siglo. No fue coetáneo exacto de Oscar Wilde ya que le sobrevivió bastante por la prematura muerte de aquel, pero sí que llegaron a coincidir en África hacia 1895 y lo traemos a colación porque en Gide se produjo un cambio de actitud tras su encuentro. Hasta ese momento había vivido muy "armarizado" como diríamos hoy y Wilde le abrió un nuevo mundo de posibilidades. Nuestro protagonista de hoy probó las delicias amorosas de un argelino llamado Mohammed y decidió que tenía que dejar de fingir y buscar la "autenticidad". De todas formas no eran épocas muy propicias para el liberalismo sexual ni intelectual y lo pudo comprobar por el escándalo que provocó su siguiente obra "Los alimentos terrestres"y el deprimente final del mencionado Oscar Wilde. Así, trató de sobrevivir casándose con una prima suya, para posteriormente (cuando la mujer descubrió su lío con otro hombre) decidir que había de ser coherente de una forma definitiva. Una de sus obras más famosas "El Inmoralista" de 1902 retrata un poco ese momento conflictivo y sus grandes obras vendrán tras su nueva posición. En "Corydon" de 1924 (aunque publicada algo más tarde) y su autobiografía "Si la semilla no muere", del mismo año, se sinceró completamente y eso le valió no pocas críticas pero para esa fecha ya estaba bastante anestesiado de las habladurías. Seguía conviviendo con aquel hombre que había descubierto su mujer y en ese clima estable escribió su obra más conocida "Los monederos falsos" en 1926. A partir de ese momento su vida no sufrió mucho más sobresalto, excepto la alegre noticia del Premio Nobel, aunque hay que decir que sus libros estaban prohibidos por (¿adivináis quien?)... Sí, la Iglesia Católica Apostólica y Romana, como siempre. En fin, ahora estamos en un momento en que empiezan a no pintar nada "gracias a Dios" y es un buen momento para leer libremente a este autor. Como vemos en la foto del libro de la izquierda, Gide es ahora objeto de varios estudios que ponen el acento en su homosexualidad. También es un buen momento para la "crítica queer".