miércoles, 18 de febrero de 2009

¡Recordad a Harvey Milk!



Estamos llegando al final de toda una serie de artículos dedicados al primer homosexual abierto que accedió a un cargo público. Hemos dado cuenta de la reciente película protagonizada por Sean Penn, el libro biográfico y el documental al que dio pie (antecedentes del filme), una ópera, un cómic... La trascendencia para la comunidad gay fue enorme y ahora que parece que estamos todos un poco adormecidos y sin aparentes ganas de salir a la calle, tenemos que dar mayor valor a su lucha. Recapitulemos alguno de los últimos acontecimientos relacionados con Harvey. El Ayuntamiento de San Francisco le ha dedicado recientemente una escultura en su misma entrada, como vemos en la foto. En la misma ciudad, una escuela elemental lleva su nombre desde 1996. En 1998 la revista "Time" lo eligió entre las 100 personalidades más importantes del siglo. En 2004 se celebró el 20º aniversario del estreno del documental "The Times of Harvey Milk", que recordemos que ganó el "Oscar" al mejor documental, con una edición especial en dvd, con nuevas entrevistas y documentos (ya podrían editarlo aquí, aprovechando el tirón de la película). Y finalmente el año pasado se propuso que el día 22 de mayo (fecha de su nacimiento) se declarara "Dia de Harvey Milk" en California, algo que ya sabemos que ha desestimado el Terminator Schwarzenegger como también la implantación de la llamada "proposición 8" que veta el matrimonio entre personas del mismo sexo. Nos hace falta otro Harvey que luche contra estos intolerantes. Ante estos últimos coletazos ultraconservadores se hace adecuado acabar con el grito de guerra de los homosexuales en las revueltas llamadas de las "noches blancas", que sucedieron el año siguiente de su muerte cuando sentenciaron al asesino a una pena ridícula por considerar muchos atenuantes estrafalarios (como que estaba trastornado por comer mucha comida basura, por ejemplo): "¡Recordad a Harvey Milk".