martes, 10 de febrero de 2009

Película "Caramel" (2007) de Nadine Labaki

Esta película libanesa, coproducida con Francia, tuvo muy buenas críticas en Cannes y volvió a poner otra vez el cine árabe a la vista del mundo occidental. En esencia se trata de la historia coral de varias trabajadoras de un centro de estética integral (peluquería, manicura...) donde entre otros servicios se realiza una especie de depilación con chocolate que da título al filme. Entre las paredes de ese local se discute de feminismo, de problemas matrimoniales, de maternidad y de sexo. Todo esto ya parece avanzado y reseñable para una película dentro del ámbito árabe. La traemos además a estas páginas porque inusitadamente nos encontramos con un personaje reconociblemente homosexual. Se trata de una trabajadora que está muy interesada en las mujeres y hace caso omiso a los escasos hombres que se acercan por allí. Conecta especialmente con una nueva clienta y vemos alguna escena donde ese deseo es evidente. El primer encuentro es muy significativo ya que cuando la ve entrar al local se lanza deprisa hacia ella para que no sea otra quien la atienda. Por la actitud de las otras trabajadoras parece que están acostumbradas a esos arrebatos, con lo que la directora propone que es un personaje que no se esconde, aunque obviamente solo por allí. Sería muy osado manifestar sus preferencias en la calle. Aunque aquí llevamos un rato explicando esta subtrama, hay que decir que este personaje lesbiano (o personajes, ya que la clienta se interesa también por la trabajadora) tiene un papel muy pequeño. Hay que aplaudir que nos lleguen cintas que visualicen el tema de la homosexualidad en países de religión musulmana mayoritaria. Allí también existimos aunque haya dirigentes que lo nieguen y digan que eso solo se da en occidente.

1 comentario:

Rogelio dijo...

Sí, la homosexualidad no se ve claramente en esta cinta pero está presente, y eso es lo que importa. La película me encantó,... al menos me transportó a un estado de relajación en medio del estrés de la ciudad.
Abrazos