lunes, 14 de septiembre de 2009

Sergei Parajanov (1924-1990)

En la entrada anterior se dijo que Sergei Parajanov estaba considerado entre los mejores directores de todos los tiempos. Demos una breve panorámica de su obra. Nació en 1924 en Georgia, de padres armenios, y esta pertenencia a una etnia minoritaria hoy en dia ( y masacrada por todos los lados: Rusia y Turquía) le hizo sensible a un cierto nacionalismo que reflejó en su trabajo. Como dijimos también, fue encarcelado por varios cargos y entre ellos influyó el hecho de ser homosexual, con lo cual no es de extrañar que tenga predilección por las minorías en general. Con su estancia en la cárcel y el posterior hostigamiento policial apenas le quedó tranquilidad para acabar un par de filmes más que añadir a su corta filmografía antes de su muerte en 1990. Incluso hasta hoy permanece silenciado y de hecho su nombre no es muy conocido excepto por estudiosos y fans del cine. Aún así, por su perspectiva formal innovadora, tuvo mucha más influencia de lo que se pudiera pensar en la pintura e incluso en la literatura de su época. Sus cuatro largometrajes que nos han llegado son Los corceles de fuego (1964), también conocido en algunas partes como La sombra de nuestros antepasados, El color de las granadas (1968) comentado en la entrada anterior, La leyenda de la fortaleza de Suram (1984) y Ashik-Kerib (1988). Un director a recuperar, lo cual es posible con un fantástico "pack" de dvd que acaba de salir a la venta.