jueves, 17 de diciembre de 2009

Todas las maldiciones del mundo (2009) Novela de Javier Quevedo Puchal

Hoy tengo el placer de hablar de la novela que ha publicado este año uno de los seguidores del blog, Javier Quevedo Puchal. En 2008 hizo su debut novelístico con El tercer deseo con muy buenas críticas y parece que tiene preparada una colección de relatos góticos que imagino saldrán próximamente.

Todas las maldiciones del mundo narra un sugestivo viaje interior hacia un sur imaginario que el protagonista no sabe qué le deparará. Ese sur es también meta para otros personajes de la novela, que recorren el camino a su manera y se encuentran en un limbo a medio camino entre lo que son y lo que recuerdan ser; están en un motel de paso como los personajes de la película Lost in translation.

Se menciona en la narración un eclipse que aparte de fenómeno astronómico también opera como metáfora de ese estado oscuro transitorio. Tal vez por ello también esperan que acaben las tinieblas y, aunque crean que van en busca de un imposible, no quieren desistir y luchan para conseguirlo, como el personaje de Todo sobre mi madre que va tras el corazón de su hijo (qué cinéfilo me he puesto). No me extenderé más en la temática como suele ser habitual en mis críticas ya que como lector tampoco me gusta que destripen las obras, así que estos retazos abstractos han de servir solo para abrir boca (así ha de ser una crítica bajo mi punto de vista y para resúmenes ya están los de la contracubierta del libro y los que la copian en internet).

Formalmente me parece acertada la elección de capítulos muy cortos para acrecentar más esa sensación de provisionalidad incierta, de que todo puede acabar en cualquier momento. Además, el estado onírico en el que se encuentra el protagonista también nos lleva a esos momentos inconexos de que están formados los sueños. El lector irá descubriendo la verdad poco a poco como cuando se despierta y trata de recomponer esos recuerdos. El que ese estado sea producto de su voluntad pero también de las drogas me ha hecho pensar mientras leía la novela en una reciente película que se pasó en el Festival de Sitges, Enter de void, por una gran similitud de ambiente pesadillesco y de futuro distópico. Ese escenario elgido: intemporal, aséptico y tal vez falso también nos transporta al mundo de Matrix y refuerza esa visión de incertidumbre que planea sobre la obra.

Por parte del aspecto formal y porque también nos encontramos con una persona que acaba de tener una pérdida dolorosa me ha hecho recordar también a la novela de Miguel Delibes Cinco horas con Mario (ahora ya una referencia literaria). El autor también elige en diversos momentos la interpelación personal del , lo que afianza la identificación del lector con un personaje cercano (no necesariamente con el ser perdido pero sí principalmente) algo que en Delibes devino un monólogo interior más radical y en toda la extensión de la obra.

La tristeza, la soledad y el olvido son los conceptos con los que nos quedamos tras leer esta pequeña gran obra y con ello cerramos el círculo esperando que salga el sol tras el eclipse. Si queréis leer lo que opina Javier Quevedo sobre lo divino y lo humano os podéis pasar por su blog (que no os asuste el título) La invasión de las ultracerdas.


Nota para Javier: La foto la he tomado de internet, no creo que te moleste pero si es así la quito en los próximos días. Me he tomado un poco de tiempo para hacer una modesta crítica personal y no repetir lo que casi todas las páginas ponen en internet, que no es sino la transcripción de esa contracubierta del libro que ya te sabrás de memoria y que empieza: "¿Qué harías si te ofrecieran la posibilidad de borrar tu pasado?..."

6 comentarios:

Ico dijo...

Buena crítica... abres boca.. si señor..

CINEXIM dijo...

Javier me encanta: me gusta mucho su sentido del humor, me gusta que podamos no coincidir en algún tema y sobre todo me gusta las perlas que me deja siempre en mi blog (me estoy haciendo un collar como el de la Dietrich, jajaj)

Lo que más me gusta de él, que lo hago extensible a ti también (por tener libro en el mercado), es que sois accesibles, que se os puede postear, que contestais. No se puede decir lo mismo de todo el mundo y eso que no tiene libro en el mercado!!!!

Cambiando de tercio: comentale a tu hermana que próximamente volverá a aparecer el Gary Cooper en Marruecos. Se la dedicaré, jejej
A mi personalmente me gusta mucho aquí, en Deseo.

Feliz Finde!!!


Ah, tomo nota, la verdad es que, tienes razón, la pobre va siempre hecha unos zorros, jjaj

caotico_jq dijo...

Madre del amor hermoso... me has dejado orgásmico y ruboroso perdido con la crítica. ¿Qué puedo decir? Pues que muchas gracias por haberte tomado el tiempo tanto de leer el libro como de escribir esta entrada y, por supuesto, que me encanta que te haya gustado (si tienes peguillas que sacar, mándamelas por email, que de los errores también se aprende).

Un abrazo:

Javier.

Lezz Zeppelin dijo...

heii holaa.... pazando a zaludar i a invitarteeee a nueztro blog

http://patanaz.blogspot.com/

William De Baskerville dijo...

Lo tengo apuntado,desde que hace poquito visito su lugar, lastima no haberlo conocido antes, tiene un sentido del humor que me gusta y no deja de ser cariñoso y respetuoso en todos los comentarios, sin dejar de lado que si no le gusta algo lo dice (cosa que se agradece y en el que te incluyo a ti, Javi).

Hace poco tambien leí sus entrevistas y me gustó, yo no entiendo de literatura, ni de fotografia, ni de cine, ni de arte en general, entiendo lo que me llega al corazón de alguna manera o otra, sea positiva o negativa. la mayoria de las veces, (no lo niego), consulto visiones de cada libro, pelicula, etc. pero al final no me sirve de nada, porque me voy a lo que me atrae. :D.(ariesgandome a lo que resulte) Aunque de tí, como de los quesitos "el caserío"...

Pienso tambien lo que comenta Cinexim, sobre la accesibilidad con respecto a vosotros dos. En mi caso, al principio de hacer mi blog, me cortaba muchísimo, mis faltas de ortografía, mi espontaneidad de dejarme llevar sin pensar demasiado, el como escribirlo, como expresarlo.
Pero la vergüenza la he ido perdiendo, gracias a que en la mayoria de los lugares que acudo me hacen sentir como en "Casa".



Saludos! ;)

JAVI dijo...

Saludos a todos y gracias por dejar comentarios.

William, ¿como que no entiendes de cine? Si te gusta Rebeca y otras que se intuyen en el blog es que tienes un "master" en cine.

Con respecto al reparo de escribir en estos lugares, Salman Rushdie ha dicho que en los blogs no se escribe sino que se "vomita" lo que en cada momento se te pasa por la cabeza. Así que... adelante y vomitemos nuestras entrañas sin vergüenzas.