miércoles, 11 de marzo de 2009

La capilla sixtina de Miguel Angel


Podemos acabar el repaso al arte del toscano con su obra pictórica que, aparte de los escasos cuadros, se limita a la Capilla Sixtina del Vaticano, si es que la expresión "se limita" puede emplearse aquí ante la magnificiencia de un proyecto que le llevó muchos años concluir. Hemos comentado ya que se consideraba principalmente escultor y se nota evidentemente en la forma de pintar, como han señalado todos los expertos. No vamos a hablar más de esta maravilla, entre otras cosas porque hay que verla in situ y las palabras no sirven mucho, sobretodo en el contexto de un blog de entradas más o menos cortas. Lo que sí se puede decir es que los genios demuestran su arte en cualquier faceta ya que, como hemos adelantado, su faceta pictórica era hasta esos momentos casi inexistente. Si no la habéis visto, os animo a un viajecito a Roma, que es corto y además se puede aprovechar para ver otras innumerables atraciones artísticas de la ciudad eterna.